Artículos, Creaciones, Noticias

Crimen y castigo (por Mr Soletilla)

ARRIMADAS

      Asisto atónito a un hecho que ha provocado que los más bajos instintos de mucha gente salten a los comentarios de distintas publicaciones de distintos medios digitales.

     Una internauta ha hecho en su Facebook un comentario lamentable, estúpido, asqueroso, machista, sexista y todo lo que se pueda decir de él contra Inés Arrimadas de Ciudadanos, a continuación Inés Arrimadas ha declarado que iba a denunciar a la susodicha. Hasta ahí todo correcto, pero lo peor estaba por llegar.

     Cuatro horas después la internauta era despedida de su trabajo y su empresa lo anunciaba orgullosamente creyendo que había hecho justicia. Pero eso no es todo, buceando entre las opiniones de otros internautas me encuentro con una gran cantidad de comentarios que aplauden la decisión de la empresa creyendo que el castigo ha sido el adecuado. Lo dicho, atónito.

     Ya he dado mi opinión acerca del lamentable comentario, pero la justicia propone castigos proporcionados y coherentes con el delito cometido, y en esta ocasión, de haber prosperado la denuncia de Inés Arrimadas, probablemente estaríamos hablando de una sanción económica y de una petición de disculpas a través del mismo medio en el que se publicó, pero ¿qué cojones tiene que ver aquí la empresa de la internauta?, ¿cómo se puede pretender controlar las opiniones de la gente bajo la amenaza de un despido?, ¿cómo vamos a saber qué le sienta bien o mal a una empresa?, ¿debemos permanecer callad@s por miedo a perder nuestro modo de subsistencia?

     Hay una delgada línea entre la justicia y la venganza, y este es un caso claro de venganza en el que alguien provoca un mal y es castigado con otro mal mayor absolutamente desproporcionado, y este tipo de justicia satisface mucho a las masas porque es automática y ejemplarizante, como cuando se le cortaban las manos al ladrón en la plaza del pueblo o se ponía en el potro a los herejes.

     Propongo un ejercicio de empatía, porque tod@s hemos tenido un mal día, hemos soltado algún improperio, hemos insultado a alguien, hemos colgado alguna foto o comentario desafortunado en redes, hemos contado algún chiste racista, machista o cruel, etc. Pero nadie parece acordarse y preferimos ver arder a una bruja en la pira porque creemos que así expiamos también nuestros pecados y quedamos limpios de nuestro pasado. Tenemos ya pelos en los genitales para saber que tod@s hemos metido alguna vez la pata en privado y en público.

¿Merecemos que nos expulsen de nuestro trabajo por ello?

     Cuidado, y se lo pido en especial a toda esa gente de izquierdas que se ha alegrado del suceso, porque casualmente este tipo de actuaciones siempre se dan de derecha a izquierda, siempre se ofenden y denuncian los de derechas a los de izquierdas, siempre son castigados los de izquierdas, porque este es su juego, y nadie de derechas, por muy fascista que sea, por muy nazi que sea, por muy grave que sea el insulto o la amenaza es castigado con contundencia. Así es como pretenden establecer una ideología única y correcta frente a otra que todos deberíamos considerar intolerable, así es como pretenden dividir a la población entre ciudadanos respetables y basura a la que se puede insultar y vejar.

     Si aun así tenéis alguna duda estad atentos a las tertulias televisivas y a los artículos de los periódicos en los que se trate el tema e intervenga alguien de derechas, observad dónde se posicionan y saldréis inmediatamente de dudas.

Mr Soletilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s