Artículos

Terca realidad y tercos ideales (por Mr Soletilla)

urna_votaciones

     A veces es un ejercicio muy saludable tomar distancia de tus propias convicciones y observar la realidad de una manera fría y práctica, pero resulta muy difícil hacer comprender a la gente que debe dejar en espera sus metas finales para que a través de metas intermedias puedan acercarse mucho más deprisa y con más garantías a su meta final, aunque estas metas intermedias no sean de su agrado.

     Pondré un ejemplo práctico.

     Imaginemos a un animalista vegetariano perdido en un bosque. Imaginemos que no tiene nada vegetal que comer pero sí tiene la posibilidad de capturar un conejo y comérselo para salvar su vida y no morir por inanición ¿Debe llevar sus convicciones hasta el final y morir por sus ideales o debe alimentarse para salir del embrollo y continuar su lucha cuando vuelva a su vida normal? ¿Qué acto es más provechoso para su fin, desaparecer y llevarse con él/ella su lucha o mantenerse vivo para continuar luchando con más fuerza?

     Este ejemplo es muy extremo pero sirve perfectamente para ilustrar la idea que quiero explicar, y esa idea parte del hecho de que 10 millones de personas en nuestro país no votan y de que otro par de millones están a otra cosa en Cataluña.

     Pensemos que hay un 50% de ellos que no votan porque no tienen absolutamente ningún interés en la política o porque no pueden debido a cualquier circunstancia, pero el resto, aun estando al corriente de las noticias políticas deciden no hacerlo por una idea básica y compartida por todos ellos: su meta final no está representada por ningún partido político actual.

     Desde los que no confían en ningún sistema representativo como los anarquistas hasta los que creen que nada van a cambiar con su voto porque les asquea la clase política, hay un grueso de personas muy importante que podrían ayudar a cambiar la realidad y no lo hacen. El hecho de que haya sistemas capitalistas por todo el mundo, de que las repúblicas socialistas funcionen prácticamente igual que las de derechas y de que los sistemas comunistas no sean más que un modo de dictadura que mantiene a la gente a raya tampoco ayuda. Hay que reconocer que esas realidades les dan la razón a los abstencionistas.

     Los independentistas, por otra parte, han comprado el discurso de que funcionarán mejor si se separan de un país que permanece estancado votando a la misma casta corrupta de siempre. La realidad es que han comprado un discurso que enfrenta a trabajadores con trabajadores y si lo consiguen no harán más que cambiar a unas élites por otras, y sintiéndolo mucho sospecho que se instalarían en un nivel intermedio en el que es cierto que se librarían del gobierno más corrupto de Europa, pero también perderían el apoyo que supone una gran masa de trabajadores que podrían luchar juntos por un objetivo común.

     El Partido Popular y sus secuaces de Ciudadanos y del PSOE han adoptado como modelo económico un capitalismo mafioso-corrupto como guía de sus políticas, la mentira a través de los medios de comunicación comprados como doctrina y la legislación para beneficio de las élites económicas como objetivo. En Cataluña puede no ser tan descarado con el tripartito actual, pero el rodillo sigue aplastando a más o a menos velocidad los derechos de los trabajadores. Día tras día destrozan la sociedad y la inacción de los abstencionistas puristas y la división por territorios mantienen esta desastrosa deriva en movimiento.

     La realidad es muy terca, y no es que nada cambie en nuestro país con el Partido Popular en el poder, ES QUE ESTÁ EMPEORANDO A UN RITMO VERTIGINOSO.

     Les pregunto a todos ellos ¿Qué está más cerca del objetivo final del anarquismo, del independentismo o de una democracia directa, un gobierno de izquierdas que fomente los derechos de todos los trabajadores o un gobierno del PP? ¿Qué es mejor, estar asqueado con la clase política mientras se pierden derechos o mientras se ganan?

     Muchos de estos ciudadanos luchan lícitamente para que se produzca un cambio de pensamiento en la sociedad, pero la realidad es la que es en nuestro país y ese cambio a corto o medio plazo es prácticamente una utopía.

     Los argumentos de los abstencionistas y de los independentistas son muy fuertes y prácticamente inamovibles, pero he de decirles que cada día que pasa con el gobierno del PPSOECs dirigiendo nuestro país sus objetivos se alejan más y más.

     Desearía con todas mis fuerzas que aparcaran sus ideales puristas y nos ayudaran a cambiar nuestra sociedad, pero sé que no me harán caso.

     Ell@s verán

Mr Soletilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s