Artículos

Carta a los independentistas (por Mr. Soletilla)

THEEND

     Los medios de comunicación y la pasión que hemos puesto muchos de nosotros en los acontecimientos de estas últimas semanas nos han apartado de nuestro objetivo principal como sociedad: conseguir tener unas instituciones limpias de ladrones, que trabajen para el bienestar del pueblo y cuyo fin principal sea redistribución justa de la riqueza. Así, sin adornos.

     Muchos de los independentistas, ya lo hemos comentado en otras publicaciones, no tienen como motivación de sus demandas una tradición cultural, una lengua o una historia centenaria como apoyo, sino un hartazgo de corrupción, de odio fomentado desde España hacia Cataluña y de rechazo a una sociedad que no sale de la monarquía, el caciquismo y la religión.

     No estoy diciendo todo esto porque me lo invente, sino porque cuento con datos. En el año 2006 el porcentaje de independentistas era de un 14%, frente al 41% de 2016. Este aumento de 27 puntos en tan corto plazo no puede ser debido a un adoctrinamiento masivo, o a un redescubrimiento de la lengua o la historia catalana, responde claramente a la actividad hostil contra el Estatuto de Cataluña del Partido Popular iniciada en 2006 en busca de réditos electorales y a la corrupción masiva que contamina a todas las instituciones y a todos los partidos tradicionales de España. De eso es de lo que muchos catalanes quieren huir.

     Tranquilos, no voy a ser yo quien se ponga ahora a hablar de los Pujoles, primero porque no eran independentistas, sino nacionalistas, y segundo porque os librásteis de ellos y esperáis con ansia que se les juzgue, aun a sabiendas de que el Estado español no lo hará porque han sido unos fieles aliados para tapar mierda española a todos los niveles y no interesa que el Honorable cante como un jilguero.

     También comprendo perfectamente el profundo asco que sentís hacia aquellos españolazos de corte fascista que os odian, esos españolazos que muy probablemente han vuelto a provocar que otros muchos catalanes se conviertan en independentistas por el mero deseo de librarse de ellos. Yo si pudiera lo haría. No sé si son muchos ni pocos, pero por muy pocos que sean, son muchos.

     Pero también quiero enumerar los errores que habéis cometido, al menos para mí. El primero es olvidar la verdadera lucha que siempre deberíais haber tenido como la primera: la de clases. De nada sirve la soberanía, el derecho a decidir, la república o el autogobierno si no se tiene claro cuál es su fundamento: la redistribución justa de la riqueza y la defensa de los derechos sociales y laborales. De nada sirve ser un país rico si esa riqueza se acumula en pocas manos. Sería repetir lo mismo de siempre pero a menor escala.

     El segundo es no reconocer que vosotros también tenéis en vuestras filas a odiadores sin otro fundamento que el menosprecio a todo lo español, ridiculizando acentos que no les parecen cultos, considerando catetos a todos los que viven fuera de Cataluña, llamándonos vividores o vagos y siendo poseedores un complejo de superioridad intelectual sin fundamento alguno. Seguro que catetos en España hay muchos, probablemente demasiados, personas que votan una y otra vez a los mismos corruptos de siempre, pero no hace mucho que vosotros hacíais lo mismo. Tal vez necesitemos tiempo, igual que vosotros.

     El tercero es desconocer que el troceamiento de un territorio no fortalece sino que debilita. En un momento en el que muchos desearíamos una unión lo más amplia posible de países con gobiernos para el pueblo y en la que si un país se resfría el de al lado estornuda, pensar en ser más pequeños no parece ser la mejor idea.

     Ahora estáis en esta encrucijada, y os aseguro que no la podréis ganar, y no lo digo porque sea mi deseo, sino porque estáis intentando ganarle la batalla a la mierda. Sí a la mierda, a nuestro gobierno corrupto de mierda, a nuestras instituciones podridas de mierda y a un país que vota mayoritariamente a la mierda… ¿Y sabéis qué? que entre una gran mierda con un gran mercado y una pequeña mierda, toda Europa y el resto del mundo capitalista eligirá a la gran mierda. Traduciendo, el gobierno de España no os reconoce, ningún gobierno de Europa os reconoce y ningún otro Estado del mundo os reconoce, ¿qué creéis que pasará? pues que aunque entre el ejército español con tanques pisoteando cochecitos de bebé a su paso, el mundo apoyará a la gran mierda.

     Para negociar cualquier encaje con el Estado español primero hay que limpiar la mierda, hay que desinfectar las instituciones, y si no tenéis claro ese proceso estáis perdidos.

     Necesitamos más ejemplos como Madrid, ejemplos como Barcelona, como Cádiz, como Zaragoza y como otros muchos. Cataluña podría haber sido el lugar que hubiera servido como ejemplo de gestión de una “comunidad” completa, y no hay nada más efectivo para cambiar mentalidades que el ejemplo real, y vosotros podríais ser la palanca que echara a rodar cuesta abajo esta inmensa boñiga de corrupción.

     Tenéis elecciones próximamente, podéis rabiar, patalear o gritar, pero es un nuevo momento para tomar decisiones, y es vuestra elección vivir el día de la marmota o comenzar otra cosa que, aunque reconozco que es más prolongada en el tiempo, sería muchos más efectiva y beneficiosa para todos. Porque este camino que habéis iniciado, aunque parece que os lleva a tocar el cielo con las manos, realmente acaba en un precipicio.

Mr Soletilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s