Artículos

Incomprensiblemente celestial (por Mr. Soletilla)

Amor no iluminado

     Criticar gravemente a una religión es contraproducente e incluso peligroso, porque todas las religiones tienen sus propios fundamentalistas, lo mínimo que puede pasarte es que salgas gravemente insultado, amenazado e incluso agredido y asesinado, depende de con quién o qué te metas.

     Pues hoy me voy a meter con la religión más peligrosa y multitudinaria del mundo. Que Snoppy me proteja.

     Antes de desvelar cuál es esta religión he de destacar algunos de sus logros. Prácticamente todo el mundo cree en ella, poca gente piensa que haya una alternativa mejor, y su dios, su dios es la caña, es el más querido y el más deseado, tanto, tanto que hasta el menos creyente lo aceptaría si se le presentase con la suficiente generosidad. Quien tiene contacto con su dios es bendecido hasta el infinito y goza de su poder y de su gloria. Poca gente renuncia a este dios cuando éste se le presenta en su plenitud, es irresistible y automáticamente te convierte en creyente por mucho que le insultaras y renegaras de él. De hecho estamos convencidos de que el sentido de nuestra vida es buscarlo, aunque sea un poquito. Por su dios matarás, robarás, te prostituirás y traicionarás tus más sagrados principios, por su dios puedes matar a tu hermano, vender a tu madre y azotar a tu padre, pocos dudarían llegado el caso. Este dios no tiene parangón con ningún otro.

     Muchos lo habréis adivinado ya: la religión es el capitalismo y su dios es el dinero.

     Sí, todos somos muy dignos y muy morales cuando estamos en la pobreza, todos tenemos principios y valores cuando nuestras cuentas andan justas, pero es recibir un ingreso cuantioso vía lotería, venta de propiedades o el que sea para que el beneficiado cambie de opinión. Donará una parte, compartirá un poquito, pero regalarlo todo solo sería un comportamiento propio de un esquizofrénico. Mi dios es mío y quiero que sea cada vez mayor.

     La grandeza de esta religión es que poca gente cree que haya una alternativa, sí, ya sé, el comunismo, el socialismo, etc. Todas vinculadas a un sistema monetario y al otorgamiento de un valor a la mercancía y al trabajo, pero desaparición del sistema monetario y del método de intercambio moneda-mercancía o moneda-trabajo es prácticamente inasumible por cualquier cerebro humano, es que es intentar pensar en otro modo y nos peta la cabeza.

     ¿Hay otra cosa? Respóndete tú mismo, lo haces cada día y ni te das cuenta. ¿Nunca has llevado a alguien en tu coche a cambio de nada?, ¿nunca has cedido el paso a cambio de nada?, ¿nunca has hecho algo por alguien a cambio de nada?… ¿Y qué esperas a cambio? Tu cerebro monetario-capitalista te dice que te deben algo, pero en el fondo de tu ser es tu naturaleza la que te dice a gritos que la sociedad del futuro es que todos contamos con todos y que no hay que esperar nada a cambio porque ya sabemos que lo tenemos.

     Es complejo de entender, pero claro, es una religión asumida por casi todos ¿Qué esperabas?

Mr Soletilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s