Artículos

Perros guardianes (por Mr. Soletilla)

PERROSGUARDIANES

     “Yo soy de los tuyos, de los mejores, de los cojonudos, pero hay por ahí gente que te quiere quitar lo que tienes y evitar que tengas lo que mereces, gente que te odia por ser lo que eres. Hay que acabar con ellos. Confía en mí y yo lo evitaré.”

     Ese es básicamente el discurso del fascismo, el mismo discurso que cualquier supuesto líder de cualquier secta le soltaría a cualquier incauto. Es un discurso que no te pide esfuerzo ni colaboración, simplemente ensalza lo que eres y te convence de que todo lo malo que te pasa es culpa de otra gente, gente a la que hay que aplastar. Así se acabarán todos tus problemas.

     Así ha sido durante toda la historia de la humanidad, multitudes han sido convencidas por visionarios que les han arrastrado con las mismas ideas de odio al distinto hacia el precipicio.

     Lamentablemente este discurso sigue funcionando y muchas personas se sienten identificadas con él. Mucha gente sigue buscando salvadores que hagan justicia contra los culpables de su desgracia y que ensalcen las propias virtudes, virtudes que son adquiridas por el sólo hecho de nacer: patria, raza, bandera, religión, folclore…

     Nunca fue tan fácil engañar a la gente como lo es ahora, sobre todo cuando los medios de comunicación se alinean con estas ideas, pero los dueños de estos medios no lo hacen por patriotismo, raza, bandera, religión o folclore, sino por dinero, porque tras este discurso motivador siempre se esconde la misma razón: dejar en manos de los ricos el poder y utilizar a los pobres engañados como perros guardianes de su riqueza, sus privilegios y su estatus.

     Alaba a tus perritos, diles que son buenos chicos y defenderán tus posesiones con furia ciega.

Mr Soletilla

Anuncios