Artículos, Creaciones

¿Traidores?… No, trileros (por Mr. Soletilla)

TRAIDORES

     Pedro Sánchez jamás ha tenido intención de conformar un gobierno de izquierdas, mejor dicho, el PSOE jamás ha tenido intención de conformar un gobierno de izquierdas, sencillamente porque el PSOE no es de izquierdas, es sólo un sucedáneo de partido de izquierdas, lo que ocurre es que mucha gente no lo notaba porque no identificaban a nadie a la izquierda del PSOE, salvo quizá Izquierda Unida, pero estos últimos no hacían tanto ruido o al menos poca gente les escuchaba. Por eso el PSOE ha podido pavonearse tantos años como los adalides de la izquierda en España, pero ahora les canta el aliento.

     Un supuesto partido de izquierdas republicano, aconfesional y protector de los derechos sociales no estaría, como ellos mismos dicen, cómodo con “esta monarquía”, ni mantendría condiciones fiscales especiales para la Iglesia, incluso subvenciones y una casilla específica en la declaración de la renta (mejor dicho 2, así engañan hasta a quien no quiera donar a la Iglesia), ni se hubiera dedicado a privatizar todas las empresas públicas. Un supuesto partido de izquierdas desharía en cuanto llegase al gobierno todo el destrozo que provoca la derecha cuando gobierna, sin excusas, han tenido mayorías absolutas para hacerlo. Pero no lo han hecho. No lo han hecho porque son el poli bueno de la película, el que le da agua y consuelo al interrogado después de que el poli malo lo haya forrado a hostias, pero no hay que perder de vista que el poli bueno es compañero del malo y su fin es el mismo: empapelarte. Hay quien llama a los del PSOE traidores pero en realidad son trileros.

     No me da vergüenza de los políticos que sin serlo van predicando que son de izquierdas, me da vergüenza la gente que se lo cree y les vota, máxime ahora, cuando hay una clara opción de izquierdas, quizá no sea perfecta, pero al menos no es la misma mierda de la que nos venimos quejando siempre.

     Toda la vida oyendo decir que los políticos son unos ladrones sinvergüenzas, y ahora que hay otra opción me encuentro que la misma gente que despotricaba en los bares y las reuniones familiares se va corriendo a votar a la misma bazofia que nos ha engañado, a escisiones de la derecha o a inventos del IBEX 35 y, sin embargo, a un partido que ha surgido de la sociedad civil lo abandonan y lo repudian creyendo las mentiras ya demostradas de los medios de comunicación.

     Esos votantes se merecen todo lo que les pase, lástima que su inconsciencia nos arrastre a todos.

Mr Soletilla

Anuncios