Artículos

Asesores de pacotilla

   IVANCICO

     Ahora que la investidura de Pedro Sánchez ha vuelto a fracasar, mucha gente comprará el relato de que la culpa ha sido de Unidas Podemos porque no la han permitido, que al menos podrían haber apoyado un gobierno de izquierdas, que no estaba mal la propuesta del PSOE, que por lo menos hubiéramos tenido la posibilidad de frenar a la derecha, bla, bla, bla…

     Para llegar a estas conclusiones hay que tener los huevazos como pelotas de playa, además de un conocimiento nulo de política. Primero hay que tragarse que el PSOE es de izquierdas, que ya es mucho tragar, segundo hay que tragarse que el PSOE desea un pacto de gobierno con Unidas Podemos para mejorar la vida de la gente, que ya es de traca, y tercero hay que tragarse que el PSOE hace políticas para la gente corriente, que esto ya es de redoble de tambor.

     El PSOE es otro palmero del poder, solo que viene disfrazado de progresista. Hará políticas de izquierdas siempre que no le cuesten un duro de impuestos a los poderes económicos que les dan las órdenes: divorcio, matrimonio homosexual, aborto… Cosas que otorgan derechos de izquierdas a la gente pero que no inquietan al poder, si acaso un poquito a la Iglesia. Pero no esperéis de estos mangarrianes “socialistas” cosas como progresividad fiscal, impuestos a la banca, subida del SMI, prohibición de las puertas giratorias, abolición de paraísos fiscales, eliminación de las SICAVs, transición ecológica, control del precio de la compra o alquiler de vivienda, blindaje de las pensiones, etc., porque eso toca los intereses de los ricos y los ricos no se tocan.

     Afortunadamente el PSOE o, mejor dicho, los poderes económicos que les dan las instrucciones y sus asesores políticos de pacotilla han pinchado varias veces en hueso con Unidas Podemos.

     Primero dejan pasar 3 meses antes de sentarse a negociar, ¿para qué?, para ver si presionando por aquí o por allá conseguían que Ciudadanos se abstuviera en la investidura y no necesitar a Unidas Podemos. Afortunadamente a Ciudadanos se le ha ido la chinostra y están a otra cosa. Después llaman a Unidas Podemos a 3 días de la investidura para ofrecerles cualquier mierda, imagino que porque algún asesor del PSOE pensaría que los morados estarían deseando tanto entrar en el Gobierno, con tal de darse visibilidad, que la aceptarían. Primer pinchazo en hueso, Podemos no quería visibilidad sino competencias. Más tarde piden la cabeza de Pablo Iglesias para provocar la ruptura. Segundo pinchazo en hueso, Pablo se aparta. Más adelante hacen una propuesta un poco mejorada pero, una vez más, vacía de competencias importantes. Tercer pinchazo en hueso, Podemos no la acepta. En ese momento, esos avezados asesores, debieron sugerir que llevando el plazo de negociación al extremo Unidas Podemos acabaría por aceptar con tal de no retrasar la formación de Gobierno. Cuarto pinchazo en hueso, Podemos no traga.

     Ahora comienza el relato de los culpables, pero supongo que el PSOE ya debe haber despedido a esos asesores por fallar más que una escopeta de feria, o lo mismo siguen en sus trece haciendo el imbécil y escuchando a imbéciles. En efecto, ya están despotricando de Unidas Podemos por todas las teles, las radios y los medios escritos.

     En fin…

Mr Soletilla